Header Ads

Lo reciente
recent

Sobre Dharma Religión y Dogma



Dharma es el logro de la felicidad permanente o el esfuerzo para lograr la felicidad infinita a traves de prácticas psicoespirituales regulares. Este estado de bienaventuranza suprema en brahma es a menudo usada muy vagamente para indicar lo que mas comunmente llamamos religión. El porqué de esto, es que cuando los fundadores de casi todas las religiones, propagaron sus respectivas doctrinas a las masas, ellos proclamaronque eran los mensajeros de Dios. Pero ninguna religión jamás siguió los pasos de la lógica. Cualquiera que haya sido su intención, la humanidad siempre perdió su tesoro supremo: la facultad de opinión.






En la Edad Media, algunas personas egostas proclamaban a las masas ignorantes, “todo lo que yo digo es la revelación de Dios”, solo con el propósito de inyectar miedo y terror en la mente de las personas. ¿Fue beneficioso para la humanidad que tales doctrinas se impusieran de esta forma? Casi todas las religiones declaran que solo sus seguidores son los favoritos de Dios, y el resto son malditos, y están atados por las cadenas de Satán. Algunas religiones declaran “nuestro profeta es el único sabio. No hay ningun escape de los sufrimientos mundanos, excepto si os refugiais en él”. Otras religiones enseñan esto: “Yo soy el profeta. Ante Dios se debe rezar este número específico de veces de esta manera particular y en estos días específicos. Solo los animales especificados deben ser sacrificados. Estos son los mandatos del Señor misericordioso. Aquellos que sigan estas órdenes alcanzarán la felicidad del paraíso en el Día del Juicio Final”. Y aún más, otras religiones dicen: “Conócele a El, este Dios es el único Dios. Los otros dioses son todos falsos”. Imaginaos, todas estas religiones predican el universalismo, pero no obstante, su universalismo no va mas allá de los confines de sus propias comunidades. Entre declaraciones grandiosas y declaraciones de fraternidad universal, la humanidad se desespera por respirar. Henchidos por los slogans de sus religiones respectivas, los seguidores dan rienda suelta a frenéticos odios comunales y orgías de genocidio. Si los fundadores hubiesen visto esto, esconderían sus caras de vergüenza. De todo el derramamiento de sangre que tuvo lugar en la Edad Media, la mayoría fue causado por este odio comunal. Dirtecta o indirectamente, las religiones consienten el comunalismo. Comunalismo significa la psicología de grupo que se centra alrededor de una religión.






Qué hablar de la Edad Media, en el diatante pasado, las por así llamadas religiones trataron repetidamente de m ostrarles la luz a las masas simples e ignorantes y están haciendo lo mismo aún hoy en día. Esta gente religiosa, de una u otra forma siempre ocasionaron desastres. De hecho, ellos no abrigan un amor genuino por la humanidad. Aún hoy en día, estos portadores oficiales de la religión no se molestan en lo más mínimo si tienen que usar la fuerza de las armas, su taimado intelecto o incentivos monetarios para lograr alguna mezquina ventaja sobre lo mundano. Es por esto que yo digoque las religiones siempre han probado ser incapaces y no digamos de proveer ni siquiera las necesidades físicas de la vida, qué hablar de la salvación espiritual.






Predicando el desacuerdo y la discordia, las religiones a cada paso han evitado que las personas comprendieran que ellas son una parte esencial de una sociedad humana integrada. Para soportar este punto de vista negativo, ellos propagaron muchos principios ilógicos y dogmas (muchísimos papiros sucios y carcomidos por los gusanos).






Las religiones quisieron convertir a la mente humana en algo estático porque aquello que es estático es fácilmente propenso a la explotación. Y aún más, esta inercia es la antítesis misma de la característica de la mente. ¡Qué problema tan intrincado! Los fundadores de las religiones quisieron que los seres humanos rehuyeran a su naturaleza dinámica y por miedo o superstición que aceptaran sin cuestionar ciertas ideas específicas como la verdad infalible y absoluta. Para evitar que su mediocre conocimiento quedase expuesto, algunos de los por así llamados maestros religiosos, esquivaban responder preguntas que los podrían meter en aprietos y pretendían que estaban observando silencio. Esto servía para escaparse de responder preguntas y le daba al pretendiente cierto crédito de sabiduría. Para ahogar la naturaleza inquisitiva de la mente humana, algunos de estos charlatanes iban aún más lejos diciendo que la naturaleza inquisitiva es algo muy malo.






Los por así llamados libros religiosos muy a menudo hablan de la tolerancia de las creencias religiosas de los demás. Yo no digo que uno debe aceptar todo lo que otros dicen, pero no aceptar algo e intolerancia son dos cosas muy distintas. ¿Porqué esta manía de refutar los puntos de vista de los demás? Diversas opiniones de diversos libros filosóficos pueden ser discutidas sin ser irrespetuoso, y las fallas filosóficas y psicológicas pueden ser tranquilamente señaladas. Pero el intento de calumniar a los demás, no es índice de algo muy respetable y de una mente muy elevada. En los por así llamados libros religiosos hay una mayor tendencia a refutar las doctrinas religiosas de los demás que a propagar sus propias ideas. Viendo toda esta manipulación, los teólogos y filósofos genuinos no pueden ver a estas religiones con gran estima. Las personas sabias dicen:






Yuktiyuktamupádeyam' vacanam bálakádapi


Anyam'trn'amiva tyajyamapyuktam' padm'janmaná”


”Aún si un niño dice algo lógico, debe ser aceptado, y si el Brahmá del loto (el creador mitológico del universo) dice algo ilógico debe ser rechazado de plano”.






Kevalam'shástramáshrityam'na


kartavyovinirn' ayah


Yuktihiina vicáretu dharmaháni prajáyate.






Esto quiere decir que no es deseable aceptar algo solo porque haya sido escrito en los libros sagrados, porque si lo ilógico es aceptado y puesto en práctica, su resultado es la caída del Dharma.






El significado por derivación de la palabra Niiti o moralidad, es aquello que tiene intrínseco el principio de conducir y guiar. Es el punto de partida en el camino del Sádhaná, el cual es el esfuerzo persistente por establecer el contacto espiritual o comunión con la Entidad Suprema. Pero esta no es la única importancia de la moralidad. La moralidad está dotada de varias facultades para guiar a los seres humanos hacia la perfección. Si la moralidad no puede proveerle a los seres humanos con todo lo suficiente para moverse hacia la perfección, entonces, no merece ser llamada moralidad. Porque la moralidad debe poseer la cualidad de inspirar, no puede permitirse perder su naturaleza dinámica limitándose a un tiempo, espacio o persona determinado. La moralidad es así, una fuerza viva, y su práctica tiene la capacidad de establecer a los seres humanos en la Sutileza Suprema, en la Cognición Suprema a traves de la contemplación que todo lo penetra. No obstante, hay ciertos límites predeterminados hasta que punto la moralidad puede conducir a los seres humanos a lo largo del camino de la perfección. Si la moralidad puede inspirar a las personas a alcanzar ese límite, entonces es digna de su nombre.






La moralidad no es el sueño fantaseoso de los idealistas o es un medio para satisfacer las necesidades mundanas de los materialistas. Mas bien, le da a la gente la posibilidad de sumergir su objetividad ateísta en la subjetividad supramundana.






Los seres humanos deberán comenzar a habituarse y empaparse con el espíritu de la moralidad desde el mismo momento que se siembra en ellos la primera semilla de la actividad. Por actividad quiero significar actividad social. Visto desde este punto de vista, la mente del niño es el mejor receptáculo para la moralidad. ¿Pero quién impartirá este entrenamiento moral o educación? Los padres los encuentran incompetentes a los maestros, y los maestros de su parte argumentan que no pueden educar individualmente a los niños en medio de una multitud de docientos o trecientos niños. Si bien es cierto que la mayoría de los padres son o bien ignorantes o poco educados, y no es muy justo esperar que los maestros sean bien educados, aun así no es del todo apropiado dejar la responsabilidad de la educación moral del niño solo en manos de los maestros. Aumentar el número de maestros en las instituciones educativas puede resolver parcialmente el problema de la educación moral, pero la llave de la solución está en manos de los propios padres. Donde los padres no sean capaces de afrontar esta responsabilidad, los maestros y los que trabajan para el bienestar de la sociedad, tendrán que dar un paso al frente y demostrar su gran sentido de responsabilidad. Recordad, solo cuando esta moralidad, en la cual está asentada la existencia misma de la sociedad, conduzca a los seres humanos a la expresión total de sus cualidades humanas sutiles, es que será comprendido todo su valor práctico. El esfuerzo armónico para equilibrar las diferencias entre la primera expresión de la moralidad y el establecimiento en el Status Cósmico, es llamado progreso social. Y el cuerpo colectivo de aquellos que están ocupados en el esfuerzo concerniente a la conquista de esta diferencia yo lo llamo “Sociedad”.














La Sociedad Humana Parte I






Shrii Shrii Anandamurtii

No hay comentarios:

Deja tu comentario y si te gusto el blog compártelo no seas egoista, compartir el conocimiento del Yoga con los demás es una buena acción que eleva espiritualmente a uno

Con la tecnología de Blogger.